«Laberintos»

Hay laberintos fáciles y otros que no lo son tanto.

En algunos sólo hay que encontrar la salida, intentando no perderte por el camino equivocado, en otros tienes que recoger objetos, algunos son reales y están construidos aprovechando el paisaje...

Los hay de todas las formas y tamaños.

En este taller hemos conseguido salir de un laberinto que parecía no tener fin y hemos construido uno sencillo.




En primer lugar hemos hablado de los tipos de laberintos.

¿Conocéis el laberinto de "Alicia en el país de las maravillas", "Dentro del laberinto" o "El corredor del laberinto"?
Libros de los que han sacado películas y donde los laberintos desempeñan una función importante en el argumento de la historia.

El que hemos creado era mucho más sencillo. Nos lo hemos pasado en grande construyendo las paredes con trocitos de cartulina y pegándolos con plasti.



El que hemos intentado resolver, nos ha llevado unos diez minutos.
Parecía que no íbamos a encontrar nunca la salida, pero al final hasta había más de un camino para resolverlo.

Y por último, hemos partido de una hoja en blanco para diseñar nuestro laberinto personalizado y nos hemos dado cuenta que no es tan sencillo como parece... crear un laberinto requiere de mucho tiempo y sobre todo de mucha paciencia.

¿Os animáis a probar?

Las lecturas del gato.

Si te gustan nuestras reseñas recuerda seguir el blog, nos hará muy felices. Y ya que estás por aquí déjanos un comentario. Si todavía nos quieres más, puedes seguirnos por las redes :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario